Machu Picchu

Machu Picchu

Machu Picchu se caracteriza por tratarse de un lugar realmente mágico que cuenta con una extraordinaria y asombrosa arquitectura, ya que dispone de bellas construcciones realizadas con piedras, las cuales fueron talladas con la mayor precisión y detalle posible, creando así la obra arquitectónica de mayor importancia para los incas, debido a que está edificada en medio de una montaña que no solo es agreste, sino también inaccesible.

Contents

Descubre Machu Picchu, no te defraudará

Machu Picchu  se encuentra dividida en dos extensos sectores, uno agrícola y otro urbano, los cuales están separados mediante una enorme muralla que baja a través de la ladera del cerro y llega hasta las orillas del rio Vilcanota.

Cabe decir que no existen muchos lugares capaces de ofrecer esa magia y especial conexión con el ambiente, sin embargo y desde el primer momento en que se ingresa a Machu Picchu, es posible comprender que se trata de una maravilla entre maravillas.

Un gran motivo más para entender que tan imponente llegaron a ser los Incas cuando realizaron estas construcciones. Machu Picchu une historia y naturaleza para fascinar a cada uno de sus visitantes.

Debido a su ubicación geográfica, esta antigua maravilla arquitectónica fue un lugar que permaneció oculto de la vista de los españoles, razón por la cual se trata de una maravilla que se mantuvo intacta hasta el momento en que Hiram Bingham tomó la decisión de hacerle saber al mundo que el paraíso estaba ubicado en Cusco.

Y no resulta ninguna sorpresa que Machu Picchu se posicione como el lugar con mayor número de visitas en Perú, ya que consiste en una obra maestra de la arquitectura que, como ya mencionamos, se encuentra construida a partir de piedra caliza y está ubicada en la cima de una gran  llanura que se levanta llegando a la parte más profunda de la jungla amazónica, cuyo origen se remonta a la mitad del siglo XV.

Turismo en Machu Picchu

Machu Picchu es conocido por tratarse de una de las siete maravillas con las que cuenta el mundo actualmente, además de ser posiblemente, el conjunto arqueológico más conocido a nivel global.

Las ruinas de esta construcción arquitectónica se presentan como el sueño de miles viajeros, quienes desean tener la oportunidad de conocer una de las ciudades más simbólicas del mundo.

Escondido en medio de las montañas, actualmente se puede llegar a descubrirlo en no mucho más de 3 horas realizando un cómodo y turístico recorrido en tren saliendo de la ciudad de Cuzco, en Perú.

Anualmente, Machu Picchu consigue atraer a miles de turistas debido al gran valor tanto arqueológico como histórico con el que cuenta. Y hay que decir que la Ciudadela Inca se trata de uno de los lugares principales que pueden visitarse al ir a Machu Picchu, destacando por ser una zona completamente cargada no solo de misticismo, sino también de espiritualidad.

Además consiste en uno de los centros arqueológicos con más valor patrimonial alrededor del mundo, razón por la cual desde el año 2007 se le  ha considerado como parte de las 7 Maravillas del Mundo.

Al estar en Machu Picchu también se puede visitar el Santuario Histórico, el cual está formado por el conjunto del parque construido por el gobierno de Perú para mantener protegido el paisaje creado por la cultura Inca.

Conviene mencionar que las investigaciones llevadas a cabo acerca del terreno, pueden indicar que se trató de una residencia real la cual cayó en ruina.

En el interior del Santuario se encuentra el Museo, que destaca por ser un instante dentro del camino, cuyo propósito consiste tanto en la preservación como en la divulgación de la investigación. Al mismo tiempo, el Museo funciona como vía de escape para el conocimiento de la zona y se caracteriza por ser uno de los principales puntos de afluencia turística cuando se visita Machu Picchu.

Finalmente, es preciso mencionar que la ruta de Machu Picchu se trata de una experiencia realmente completa la cual tiene la capacidad de embriagar por completo los más profundos sentimientos, al mismo tiempo que ayuda a los turistas a encontrarse con ellos mismos.

Además, conviene tener en cuenta que aunque el camino Inca cuenta con más de 23 rutas diferentes, la mayoría de las agencias de viajes suelen ofrecer a los turistas, la posibilidad de llevar a cabo rutas de senderismo que permiten llegar directamente al Santuario.

Qué hacer en Machu Picchu

Aparte de apreciar las extraordinarias construcciones realizadas en piedra, a continuación se señalan algunas de las cosas que es posible realizar al estar en Machu Picchu:

Sentir la energía de Machu Picchu

Al estar en cualquier lugar de la ciudad inca es totalmente posible sentir la energía de Machu Picchu.

No obstante, existen ciertas zonas en las que es posible sentirla en mayor medida, una de ellas consiste en el “Intihuatana” (que se traduce como roca que irradia energía), y se puede decir que la energía que emana de dicha piedra es tan grande que incluso, hasta no hace mucho tiempo, los visitantes solían colocar sus manos en ella con el fin de poder sentirla.

Esto causó que la misma fuese acordonada, por lo que actualmente se encuentra prohibido tocarla, sin embargo no resulta preciso hacerlo para poder llegar a sentir su energía, solo hay que ubicar la palma de las manos a su alrededor y será posible sentir su enorme energía.

Asimismo, otro lugar donde es posible sentir una gran energía suele ser en “la Roca Sagrada de Machu Picchu”, aunque la misma no puede ser tocada ´porque se encuentra igualmente acordonada.

Disfrutar de una vista aérea de Machu Picchu

Es posible disfrutar de una vista aérea de esta maravilla mundial estando en cualquiera de las montañas, ya sea en Machu Picchu o en Huayna Picchu.

No obstante, cabe decir que la montaña Huayna Picchu destaca por ofrecer una de las mejores caminatas cortas que se pueden encontrar a nivel global, al igual que varias de las mejores vistas aéreas que se puedan apreciar de la ciudad inca.

Sin embargo y con el propósito de lograr tener acceso a esta montaña, resulta preciso realizar la reservación del boleto Machu Picchu + Huayna Picchu, al menos con una antelación de 4 meses, ya que de otra forma solo se podrá apreciar la vista desde la montaña Machu Picchu.

Divertirse con las llamas

De igual manera es posible tener un momento de gran diversión junto a las llamas y es que gracias a la pasividad que caracteriza a estos animales, al igual que sus grandes ojos los cuales lucen como si emularan sentimientos humanos, permiten conseguir las mejores selfie que se puedan imaginar.

No obstante, hay que tener en cuenta que aunque es posible obtener una épica postal junto a alguna de las llamas de Machu Picchu, lo cierto es que hay que evitar molestar mucho a estos animales, ya que como es sabido, suelen escupir directamente a la cara cuando son molestadas y/o se sienten amenazadas, por lo que lo mejor es no molestarlas si todavía no se ha entrado en confianza con ellas.

Fotografiar un arcoíris en Machu Picchu

Hay que destacar que en Machu Picchu la época de lluvia resulta realmente asombrosa,  los paisajes verdes suelen ser extraordinarios, los precios son sorprendentes y no hay una gran cantidad de turistas recorriendo la ciudad Inca.

Sin embargo, entre las principales cosas extraordinarias que es posible realizar estando en Machu Picchu durante dicha temporada, consiste en tener la posibilidad de capturar una foto de un arcoíris en Machu Picchu y en algunas ocasiones se pueden fotografiar dos o tres arcoíris en la ciudad inca al mismo tiempo, lo cual resulta sumamente mágico.

Capturar un oso de anteojos (en fotos y/o vídeos)

Con algo de suerte es posible conseguir alguna fotografía e incluso mejor, un vídeo en el que aparezca un oso de anteojos jugando alrededor de las terrazas de Machu Picchu; el cual destaca por ser un animal que se encuentra en peligro de extinción y para el cual, el Machu Picchu se presenta como uno de sus últimos refugios naturales.

Fotografiar el “Rostro de Machu Picchu”

El “Rostro de Machu Picchu” se encuentra compuesto por las montañas en medio de las cuales se construyó esta maravilla arquitectónica.

Con el fin de poder hacerlo, es preciso dirigirse hacia la casa del guardián, desde donde se debe tomar una vista de la tradicional imagen postal de Machu Picchu, después para lograr apreciar el rostro bastará con girar la fotografía hacía la izquierda y listo, ¡el rostro de Machu Picchu capturado por nosotros mismos.

Qué ver en Machu Picchu

Machu Picchu cuenta con varias de las estructuras arquitectónicas más increíbles alguna vez creadas por el hombre, razón por la cual al visitar este maravilloso lugar no hay que dejar de ver algunas de ellas, como pueden serlo por ejemplo, las que se mencionan a continuación:

La Roca Sagrada

Se trata de una piedra de gran tamaño ubicada encima de un pequeño pedestal, el cual se encuentra creado igualmente en piedra; consiste en un gran monolito pulido que cuenta con aproximadamente 3mts. de alto y 7mts de largo.

Aunque para muchos la forma de la piedra se asemeja a la de un felino agazapado, lo cierto es que parece tratarse de una maqueta tallada siguiendo la misma forma que tienen las montañas, que es posible apreciar tras ella.

De igual modo, se trata del límite norte para la ciudad, al igual que el inicio del ingreso hacía la asombrosa montaña Huayna Picchu.

Es posible conocer debido tanto a sus características como a las “huayranas” (que consisten en estructuras rectangulares con tres paredes) ubicadas en sus costados, que era un lugar de rituales.

Y del mismo modo que el resto de Machu Picchu, esta roca posee igualmente una gran energía concentrada, aunque no se permite tocarla.

La Residencia Real

Consiste en la vivienda de mayor tamaño que se puede encontrar en Machu Picchu, la cual destaca además por exhibir uno de los trabajos más detallados realizados en piedra que se pueden apreciar alrededor de toda la ciudad Inca.

Dentro de dicha Residencia es posible apreciar 10 hornacinas las cuales es probable que, originalmente, contuvieran objetos decorativos; posee igualmente una pequeña escalinata que guía hasta la parte trasera, donde se puede apreciar un ambiente de dos niveles.

Y hay que mencionar que los ambientes de la Residencia destacan por contar con dinteles alrededor de las puertas y una argolla de piedra encajada en los mismos.

El Templo de las Tres Ventanas

Está ubicado en la esquina sur-oeste de la Plaza Principal de Machu Picchu; se trata de una sala de aproximadamente 4mt de ancho y 10mt de largo, la cual posee tres ventanas trapezoidales alrededor de uno de sus muros.

Su importancia no consiste solamente en sus muros construidos de manera perfecta, al tener rocas correctamente encajadas a modo de puzle, sino también por aquello que representaba para el pueblo inca.

Y es que uno de los mitos Inca más significativos sobre la creación, consistió en el de los hermanos Ayar, quienes salieron de una cueva ubicada en el Cerro Tamputoco, de la localidad de Pacaritambo.

De acuerdo con esto, el Templo de las 3 Ventanas representa aquellas ventanas a través de las cuales aparecieron los legendarios fundadores de Machu Picchu por primera vez, quienes eran 4 hermanos llamados Ayar Cachi, Ayar Uchu, Ayar Auca y Ayar Manco, junto a sus cuatro hermanas y mujeres: Mama Huaco, Mama Ocllo, Mama Raua y Mama Cura.

El Templo del Cóndor

Consiste en un conjunto arquitectónico compuesto por varios edificaciones que poseen una forma ligeramente irregular, los cuales fueron dispuestos de tal manera que terminan creando el cuerpo de un Cóndor; la cabeza del cóndor se encuentra tallada en el suelo y el cuerpo, al igual que las alas, se encuentran representados a través del tallado que tiene lugar en el interior de la estructura.

Con el fin de poder ver totalmente al Cóndor, es necesario ubicarse frente a su pico de cóndor para luego alejarse unos pocos pasos. Y se puede decir que hacía el sur de este Templo es posible apreciar varios alojamientos de elite que poseen su propia fuente privada.

Monumentos y puntos de interés

Al llegar a Machu Picchu, los visitantes tienen la posibilidad de deleitarse visitando las diversas edificaciones que conforman la ciudad Inca; en este sentido y dentro del sector urbano de este lugar arqueológico, se pueden visitar monumentos y puntos de interés como los mencionados a continuación:

Templo del Sol

El ingreso hacía el Templo del Sol tiene lugar mediante una puerta creada con madera maciza.

Dentro del mismo se puede decir que la estructura de mayor interés se trata de la denominada Torreón, dado que se encuentra relacionada a la celebración de actos rituales que tenían lugar a lo largo del equinoccio de verano.

Consiste en una construcción con forma semicircular la cual esta erigida a partir de bloques de piedra que parecen haber sido labrados con especial cuidado; sin embargo, cabe mencionar que lo más interesante suelen ser las dos ventanas que se encuentra orientadas tanto al este como al norte, ya que las mismas se han vinculado al solsticio de verano y al de invierno.

En el centro está ubicado un altar construido con piedra, en el cual probablemente se realizaban las ceremonias; asimismo, en la pared trasera es posible apreciar la que fuera nombrada como la “Ventana de la Serpiente” por Bingham.

De igual manera, en el interior de este templo se encuentra el Claustro de la Ñusta, el cual varios investigadores relacionan a la estancia en la que pasarían el tiempo princesas vírgenes, también llamadas princesas del sol.

Plaza Sagrada

Igualmente llamada Conjunto 4 o Conjunto de los templos, esta plaza se encuentra compuesta por diversos edificios, entre los cuales destaca el conocido como Templo de las Tres Ventanas. Se caracteriza por ser una construcción que cuenta con tres muros, los cuales se encuentran creados con bloques de piedra de gran tamaño, y en uno de ellos existen tres baños, pese a que se cree que en su origen contaba con cinco.

De igual manera es preciso visitar el Templo Principal  que está relacionado a la celebración de los actos religiosos de mayor importancia. En sus paredes se pueden apreciar varias cavidades, las cuales aunque han sido vinculadas con nichos, lo cierto es que esto no se encuentra realmente está claro.

Igualmente destaca el Templo de los Muertos, que consiste en una oquedad ubicada debajo del Templo del Sol, de la cual destaca la escalera labrada sobre la piedra. Cabe mencionar que posiblemente, este templo se encontraba vinculado al culto a los muertos.

Residencia Real

Se encuentra formada por dos estancias, la primera consiste en el aposento real que cuenta con 10 hornacinas o nichos y la segunda se trata de una habitación compuesta por dos pisos o niveles, por lo que los investigadores consideran que posiblemente fue una cancha.

Además, hay que decir que sus restos actuales señalan que contaba con alguna cubierta a dos aguas.

Intihuatana

Se encontraba ubicada a un lado de la Plaza Sagrada, encima de lo que se cree fue una pirámide poligonal. Se trata de una columna que servía para indicar el momento cuando tenían lugar los equinoccios; además, también se utilizaba como observatorio astronómico.

Fuentes

Durante la visita a Machu Picchu es posible ver varias fuentes, las cuales en el pasado tenían como propósito el abastecer de agua a toda la ciudad Inca; además, poseían ciertas connotaciones tanto rituales como religiosas.

Roca Sagrada

Se encuentra ubicada dentro del conjunto 6 y tenía como finalidad el indicar el comienzo del camino que se dirigía a la montaña Huayna Picchu.

Grupo de los Morteros

Forman parte del Acllawasi, que destacan por ser el lugar en el cual vivían, cocinaban e hilaban aquellas mujeres incas que fueron elegidas debido a sus habilidades manuales y culinarias, con el fin de servir al Inca.

De igual manera y dentro del sector agrícola es preciso destacar puntos de interés como lo son los extraordinarios andenes y los altos muros de aproximadamente cuatro metros, los cuales servían para contener la tierra que se usaría para los cultivos.

Asimismo hay que mencionar otros lugares de gran importancia como lo fue el Puesto de Vigilancia, también llamado Huayranade, el cual tenía como propósito permitir la observación y vigilancia de los cultivos. Igualmente, hay que mencionar que desde este lugar es posible ver el área de la cual solían extraerse las piedras utilizadas en la construcción de la ciudadela.

Boletos a Machu Picchu

La mayor parte de los turistas a nivel global, suelen conseguir su boletos a Machu Picchu a través de internet, lo cual se debe a que de este modo tienen la posibilidad de evitar el riesgo que podría suponer, el no encontrar disponibilidad como consecuencia de realizar a último momento su reserva.

Y aunque adquirir los boletos para tener acceso a Machu Picchu no suele ser tan simple como podría pensarse, lo cierto es que no resulta demasiado complicado; ya que al estar regido por la administración de Dirección Regional de Cultura (Cusco), al desear adquirir algunos boletos para disfrutar de esta maravilla de la arquitectura, basta con reservarlos mediante su página web.

Asimismo, después de haber oficializado la reserva, se cuenta con un máximo de seis horas para ir hasta las oficinas del Ministerio de cultura o al Banco de la Nación, en Perú, con el propósito de pagar el precio señalado para poder retirar los boletos que permitirán el ingreso a Machu Picchu.

En caso de no pagar el total dentro del plazo establecido, será necesario empezar nuevamente la reserva.

Sin embargo y después de realizar correctamente todo el proceso de adquisición de los boletos, hay que tener en cuenta ciertos aspectos para evitar llevarse una decepción con la compra de los boletos para Machu Picchu. ¿Qué queremos decir con esto? Sencillo, que hay un límite máximo de personas que pueden ingresar diariamente no solo al recinto arqueológico, sino también a sus inmediaciones.

La mayor parte de las páginas webs señalan que solo se permite el ingreso de 2.500 personas a la ciudad Inca, 400 visitantes a Huayna Picchu (separados en dos horarios, que permiten primero el acceso del grupo 1 y luego del grupo 2) y 800 personas a la Montaña; no obstante y en el caso del Museo no hay un límite de acceso establecido.

¿Por qué conviene tomar esto en cuenta?

Al ver de cuáles se tratan las modalidades de boletos disponibles a Machu Picchu, es posible comprender que con el fin de ingresar ya sea a la Montaña, Huayna Picchu y/o al Museo, se requiere un boleto diferente para poder acceder a cada lugar; y si los boletos para alguno de ellos se encuentran agotados, será imposible ingresar.

Guía Turística de Machu Picchu

Una visita guiada suele ser el mejor modo de acercarse y conocer Machu Picchu y cuando de visitar la ciudad Inca se trata, es posible encontrar dos variaciones para contratar los servicios de un guía profesional y autorizado, las cuales señalamos a continuación:

Servicio de guía turístico compartido

El precio de un servicio de guía turístico compartido puede variar dependiendo del número de personas; el límite máximo consiste en 16 turistas y evidentemente, a medida que el grupo sea más grande, el precio a pagar por el guía será menor para cada persona.

Servicio de guía turístico privado

En este caso, el precio por el servicio de guía privado se caracteriza por ser más elevado en comparación con el servicio de guía compartido.

Esto se debe a que las personas que lo contratan tienen la oportunidad de escoger al guía que los acompañará, además, hay que mencionar que consiste en una opción idónea para viajes familiares. Igualmente, conviene saber que se trata de un servicio que suele contratarse a través de internet y/o mediante alguna de las agencias de turismo disponibles en el Cusco.

De igual manera y a la hora de contratar un guía a Machu Picchu, se cuenta con la alternativa de contratar los servicios un guía de turismo oficial al llegar a la entrada, ya que allí se encuentran situados los guías autorizados a través de DIRECETUR (Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo).

De este modo, los turistas únicamente tienen que llegar a un acuerdo por un precio específico, para luego poder acceder a Machu Picchu junto a un guía especializado.

Machu Picchu Perú

Machu Picchu consiste en la más popular ciudad Inca, que se encuentra en medio de andenes, templos y canales de agua, la cual está ubicada en el punto más elevado de una gran montaña.

Esta estructura arquitectónica fue construida a partir de bloques de piedra de gran tamaño unidos entre sí, sin haber utilizado ningún tipo de amalgama. Hoy en día se le considera como Patrimonio Cultural de la Humanidad, lo cual se debe a que es reconocida como un importante centro religioso, político y administrativo que se remonta al periodo incaico.

Machu Picchu está situado a unos 110km al noreste de Cusco, dentro de la provincia de Urubamba, en Perú y se destaca por ser una joya arquitectónica de enorme popularidad a nivel mundial. Además, hay que decir que la Ciudad Inca destaca por ser capaz de cautivar a cualquier persona que adore aventurarse y viajar con el fin de conocer y descubrir no solo el mundo moderno, sino también las maravillas del mundo antiguo.

Este patrimonio natural y cultural de la humanidad se caracteriza igualmente por tratarse de un sitio raro y sumamente único, lo cual se debe a cada uno de los misterios que después de más de un centenar de años desde su descubrimiento, aún esconde ante la vista de los miles de turistas que llegan a él.

Y finalmente, cabe decir que al ser considerado como una de las mayores obras arquitectónicas de la humanidad y una de las siete maravillas del mundo, Machu Picchu consiste en el principal símbolo de Perú y la ciudad incaica más popular a nivel global.

Machu Picchu entrada

El lugar de ingreso hacia Machu Picchu resulta ser mediante Aguas Calientes, igualmente llamado Pueblo Machu Picchu, el cual consiste en un pequeño pueblo al cual es imposible el acceso a través de la carretera, por lo que no es posible llegar a él viajando en bus o automóvil.

Es por eso que resulta preciso combinar diversos medios de transporte, entre los que se incluyen automóvil, tren y andando. Sin embargo y al llegar a este pueblo, lo que faltara será subir a la cima de la montaña de Aguas Calientes donde se encuentra ubicado Machu Picchu.

Una vez que se llegue a Aguas Calientes, se cuenta con la alternativa de tomar un bus o realizar una caminata hasta la cima y con el propósito de ingresar a la ciudadela será preciso disponer de un billete de entrada a Machu Picchu, los cuales se pueden adquirir, como ya mencionamos, a través de internet y/o en diversos puntos de venta alrededor del Cusco.

Hay que tener en cuenta que los billetes no se venden fuera de la entrada a Machu Picchu, al igual que el hecho de que existe un límite diario de personas de 2.500, y como ya hemos dicho, en el caso de la Montaña Machu Picchu y Huayna Picchu el límite es de 400 visitantes diarios.

Además y a lo largo de la temporada alta, las entradas para esta maravilla inca, suelen agotarse semanas antes de la fecha de ingreso.

Machu Picchu Viaje

A continuación daremos algunos consejos de viaje a Machu Picchu, los cuales serán de gran utilidad sin importar si se desea viajar al Cusco, llegar caminando o recorrer el Camino Inca:

Visa para Perú

Normalmente los ciudadanos Latinoamericanos, europeos y también los norteamericanos no requieren de la visa, ya que al ser ciudadano de algún país perteneciente a Mercosur, es posible entrar a Perú únicamente con el DNI o en su defecto, con un pasaporte vigente.

En caso de ser ciudadano de un país que no forma parte del Mercosur, será preciso tener pasaporte vigente y en ciertos casos específicos, según el país de origen, también habrá que contar con una visa.

Los menores de edad requieren la compañía de sus padres para poder ingresar al país y los padres que viajan junto a sus hijos deben contar tanto con partida de matrimonio como de nacimiento del hijo.

¿Vacunas?

Aunque ninguna vacuna es obligatoria, lo cierto es que el Ministerio de Salud del Perú aconseja a los visitantes vacunarse contra la Fiebre Amarilla en caso de visitar determinadas regiones de la selva.

En muchos países dicha vacuna suela ser gratis y en caso de tener precio, normalmente es barata.

Hospedaje y camping

No suele ser recomendable llevar carpas, lo cual no se debe únicamente a que hay pocos campings habilitados, también por el hecho de que no se trata de algo que se acostumbre a realizar dentro de la sierra peruana; además, cabe decir que no es muy seguro acampar en la sierra y al final se acaba odiando la idea de tener que cargar una pesada carpa todo el camino en un lugar en el que básicamente no es necesaria.

Hay que mencionar que Perú destaca por estar entre los países más económicos de Sudamérica, razón por la cual es posible encontrar alojamiento por precios realmente bajos. Sin embargo, hay que tener presente que aquello que obtienes se encuentra en relación directa con aquello que se pagó.

Clima y ambiente en Cusco

Al provenir de cualquier lugar en el que suela hacer calor durante el verano, conviene tener en cuenta que lo más seguro es que en Cusco el clima sea totalmente diferente.

Y aunque en la capital hace mucho calor, durante los meses de Diciembre y Febrero esta región peruana suele experimentar una temporada de frío y lluvia intensa, así que sin importar si es verano o invierno, hay que tener presente que en Cusco suele hacer frío en algún punto del día, por lo que conviene siempre tener un abrigo.

Suele ser común que alrededor de los lugares de sombra haga frío, mientras que en los sitios con sol se sienta calor.

Además, es preciso decir que normalmente el sol suele ser bastante radiante y en combinación con el clima podría llegar a dañar la piel. Razón por la cual es recomendable disponer de un bloqueador solar y/o adquirir pastillas de pasta de cacao en algunas farmacias, las cuales generalmente son asequibles y muy útiles.

Machu Picchu y al contrario de la ciudad de Cusco, está ubicado en el borde de la selva, lo que significa que se encuentra dentro de un punto híbrido en el cual la sierra se une a la selva, por lo que cambia la vegetación y en ciertos momentos exhibe características de la flora de las dos regiones.

La temporada más adecuada para viajar a Machu Picchu por lo general es de julio a octubre, temporada alta, durante la cual no se presenta mucha lluvia y suelen haber cielos despejados; no obstantes y al visitar la ciudad Inca en cualquier momento del año, la misma no decepcionará.

Mal de altura (Soroche)

Muchas personas jamás han experimentado la falta de oxígeno; sin embargo y al viajar a Machu Picchu hay que tener en cuenta que la misma suele sentirse por lo general al llegar a Cusco, lo cual se debe a la altura de la ciudad y termina por hacer que la resistencia física de la persona se vea reducida y le cueste el triple de esfuerzo.

Pero no hay de qué preocuparse, ya que se trata de algo completamente normal.

Cuando se presenta dicho mal, suele ser usual que la digestión se vuelva algo más lenta y que el sueño sea más profundo, por lo que lo más conveniente suele ser mantenerse tranquilo durante el primer día a fin de lograr aclimatarse.

Por esto, es común que las farmacias vendan pastillas especialmente pensadas para tratar el mal de altura, aunque el mate de coca es igualmente útil, al igual que los caramelos.

Cómo recorrer el Camino Inca

Aunque existen numerosas personas muy confundidas al respecto, hay que saber que recorrer el “Camino Inca” no se trata de una ruta obligatoria para poder visitar Machu Picchu. Y es que el mismo consiste únicamente en una ruta turística que puede realizarse solo mediante agencias de viaje autorizadas.

Existen trekkings que duran entre 2-4 días, para los cuales resulta esencial disponer de una condición física óptima.

En este caso, el recorrido permite llegar a una de las entradas de Machu Picchu, conocida como Intipunku. Hay que destacar que únicamente un grupo reducido de visitantes tienen la posibilidad de ingresar, razón por la cual es preciso realizar una reserva con suficiente tiempo de antelación.

Alternativas para ir hasta Machu Picchu

Cada uno de los caminos posibles se caracterizan por ser realmente extraordinarios, ya que se encuentran repletos de la misma naturaleza y permiten apreciar prácticamente los mismos paisajes, por lo que no resulta necesario realizar el “Camino Inca” y en caso de no recorrerlo, no se pierde la oportunidad de ver cosas que no se puedan apreciar en todo el Cusco.

En realidad, Cusco se encuentra repleto de rutas que forman parte del verdadero camino que suponía la Red Vial Incaica; por lo que para llegar hasta Machu Picchu es posible optar por alguna de las siguientes alternativas:

En tren partiendo de Cusco o desde Ollantaytambo (el cual es más cercano), tomando alguno de los trenes de PeruRail o IncaRail.

En combi hacía Ollantaytambo y después hasta el Km N°83 de las vías del tren, desde el cual hay que caminar los kilómetros restantes hasta llegar a Machu Picchu a través del pueblo de Aguas Calientes.

La Ruta Cusco-Santa María-Santa Teresa-Aguas Calientes, se trata posiblemente de la ruta favorita de los mochileros o aquellas personas que desean ahorrarse el precio del tren. Y pese a ser algo más extensa, brinda la posibilidad de apreciar el mismo paisaje de la forma un poco más barata y realizar un trekking igual de interesante que el que ofrece el Camino Inca, aunque considerablemente menos agotador.

Dónde adquirir los boletos de entradas a Machu Picchu

Es posible adquirir las entradas tanto a Machu Picchu como a Huayna Picchu y también para el Museos, a través de internet.

De igual manera, se puede hacer en la entrada del conjunto arqueológico, aunque en este caso se corre el riesgo de que no haya disponibilidad para ese día específico; ya que al ser un lugar tan visitado anualmente, conviene comprar los billetes con anticipación.

Salud y seguridad

Cusco es seguro en aquellos sitios en los que hay una gran afluencia de personas, como lo son por ejemplo, el Valle Sagrado, el centro y por supuesto, Machu Picchu. Sin embargo, es recomendable tratar de no andar a solas alrededor de los mercados, especialmente durante la noche y no alejarse mucho del centro llevando cosas de gran valor.

Conviene permanecer atentos a nuestros bolsillos al visitar ferias y/o lugares en los que las personas se encuentren demasiado cerca, y como al tratarse de una de las ciudades más turísticas a nivel global resulta previsible que tengan lugar hurtos menores e incluso las estafas.

Es recomendable no dejar solas las cosas de valor y tampoco confiar en aquellas cosas que se ofrecen gratis a fin de poder evitar cualquier imprevisto, y hacer que el viaje sea placentero.

En cuando a la salud, es preciso mencionar que la higiene consiste en un aspecto fundamental para mantener un buen estado de salud; lo mejor a la hora de comer es apostar por lugares en los que se pueda ver de qué forma son tratados los alimentos servidos, ya que suele ser común que algunos turistas se enfermen del estómago al consumir cualquier cosa que vean.

Con la finalidad de evitar malestares, lo mejor es ser prudente e intentar no consumir cosas que se ofrezcan en los autobuses y de forma ambulante, sobre todo si se trata de quesos artesanales o frituras. Lo más ideal es la comida recién hecha, hervida y correctamente lavada.

Las extensas caminatas alrededor de terrenos pedregosos podrían hacer que algunos turistas presenten luxaciones o algún tipo de lesiones parecidas, por lo que es esencial utilizar calzado apropiado.

Cabe mencionar que Cusco cuenta con varios lugares de atención médica especialmente dedicados a la atención de turistas; no obstante y para poder acceder a los mismos es preciso disponer de un seguro de viajero.

Machu Picchu Altura

Machu Picchu está ubicado a una altitud de unos 7.972 pies (lo cual serían alrededor de 2.430mts.) sobre el nivel del mar. Frente a él se encuentra Huayna Picchu, que le otorga su clásica geografía a este lugar arqueológico, al tener una cima que se encuentra a unos 2.720mts. sobre el nivel del mar.

Al estar en lugar con dichas alturas, hay que tener en cuenta que sin importar en que tan buena condición física se pueda estar, existe la posibilidad de experimentar varios de los síntomas causados por el mal de altura, igualmente conocido como Mal agudo de montaña.

Dicho mal se suele presentar al superar una altura de aproximadamente 2.500 m.s.n.m., especialmente en el caso de personas que provienen de lugares que se encuentran a una altitud baja.

Hay que mencionar de igual manera que al hablar en términos de riesgo, únicamente las cimas tanto de la montaña Machu Picchu como de Huayna Picchu podrían ser zonas en las que los visitantes de verdad estarían expuestos a presentar dicho mal. No obstante y a pesar de la situación, se puede decir que estadísticamente hablando suele ser reducido el número de personas que llegan a este santuario histórico y presentan el mal de altura.

Machu Picchu Historia

Alrededor del año 1,200 d.C fue cuando se estableció el imperio de los incas en Cusco; el origen del mismo tiene lugar en torno a un par de leyendas populares.

La primera consiste en la leyenda de los Hermanos Ayar, mientras que la segunda se trata de la de Manco Cápac y Mama Ocllo. En cualquier caso, ambas leyendas indican que Manco Cápac fue tanto el fundador como el primer gobernador de este imperio.

Sin embargo fue en el periodo de Pachacútec, cuando el imperio Inca consiguió la mayor expansión y por ende, su mayo poderío, logrando englobar alrededor de dos millones de kilómetros cuadrados, siendo justamente a lo largo de esta época que tuvo lugar la construcción de la  actualmente famosa Ciudad Inca de Machu Picchu.

Fue la llegada de los conquistadores españoles la que causó la caída de este gran imperio, ya que fue en esta época que fue abandonada la ciudad inca mientras todavía se encontraba en construcción y pese a que varias personas consideraron que los conquistadores sabían acerca de la existencia de Machu Picchu, la verdad es que probablemente jamás lograron conseguir esta ciudad. Ya que se cree que su ubicación era conocida únicamente por los habitantes locales.

Este aspecto cambio en 1911, cuando después de ser descubierta por Hiram Bingham, quien con ayuda de la National Geographic Society, la universidad de Yale e incluso del gobierno Peruano, logró hacer que fuera conocida por todo el mundo.

Bingham comenzó sus trabajos de excavación alrededor del área en 1912 y los culminó en el año 1915; durante esos esos tres años consiguió remover la vegetación espesa que se encontraba cubriendo una enorme parte de este hallazgo, y encontró múltiples nichos pertenecientes a los habitantes de esta ciudad incaica.

Después de esto, Machu Picchu termino por convertirse en el principal destino turístico de Perú, posicionándose además entre los de mayor importancia a nivel global, lo cual permitió que la UNESCO lo declarara como Patrimonio Cultural de la humanidad.

Además fue votado por millones de personas alrededor del mundo con el propósito de ser considerado como parte de las Siete Maravillas del Mundo. Por todo esto se puede decir que indudablemente, Machu Picchu se trata del mayor patrimonio que la civilización Inca dejó tras su paso.

Santuario histórico de Machu Picchu

El Santuario Histórico y Natural de Machu Picchu está situado dentro de la provincia de Urubamba y forma parte del departamento de Cusco, en Perú.

Se caracteriza por encontrarse incrustado entre la ceja de selva del Amazonas y una extraordinaria cadena de montañas que conforman la Cordillera de los Andes. Y puede decirse que aloja en su interior, uno de los legados históricos tangibles más increíbles entre aquellos que forman parte de la historia de la humanidad, el cual proviene directamente de la mayor civilización que existió en torno al hemisferio occidental.

Sin embargo, eso no es todo, ya que sus excelentes características naturales al contar tanto con una fauna como con una flora exuberante, le permitieron que después de posicionarse como patrimonio histórico, haya sido igualmente declarado como patrimonio natural de la humanidad.

¿Qué es el Machu Picchu?

Machu Picchu se trata de un vocablo quechua que destaca por ser el segundo idioma oficial en Perú, el cual se traduce como “Montaña vieja” o “Antigua Montaña”; siendo igualmente la palabra que da nombre a la ciudadela Inca más conocida, Machu Picchu, misma que se remonta al siglo XV.

Esta se encuentra situada en el noroeste de la ciudad del Cusco, a 112km de la provincia de Urubamba.

De igual manera, esta ciudad inca es conocida como complejo arqueológico de Machu Picchu y se caracteriza por estar rodeado de un inmenso bosque húmedo dado que se encuentra en medio de la selva alta del Cusco y bordea con el Río Urubamba o Vilcanota.

¿Quién construyó el Machu Picchu?

Este santuario Inca fue edificado por orden del Emperador Pachacutec; el cual fue el primer inca que salió de Cusco y empezó con el mayor período de expansión que haya tenido el Imperio Inca, razón por la cual es llamado el constructor de Cusco y se le adjudica la construcción de Machu Picchu, que indudablemente se encuentra entre las obras de mayor tamaño realizada por Pachacutec.

Cabe mencionar que suele considerarse que la construcción del Machu Picchu fue llevada a cabo con el propósito de usar esta estructura arquitectónica como refugio para los individuos que formaban parte de la parte más alta de la aristocracia Inca.

¿Cómo es conocido Machu Picchu?

La ciudad de Machu Picchu, se conoció en algún momento como la “Ciudad Perdida de los Incas” o el Gran Paititi.

Actualmente es conocida a nivel global no solo a causa de sus originales e impresionantes ruinas, sino también debido a su excelente ubicación en el extremo de un gran abismo, en el cual fluyen las tormentosas aguas que conforman al río Urubamba.

Incluso en la actualidad, resulta ser un misterio la forma en que sus constructores consiguieron trasladar los grandes bloques de piedra que forman Machu Picchu hasta la cima de la montaña, para luego poder construir esta hermosa y única ciudad inca.

Excursión a Machu Picchu desde Cusco

A continuación señalamos algunas de las excursiones que permiten llegar directamente a Machu Picchu, partiendo desde Cusco:

Excursión en tren hasta Machu Picchu

Hay que comenzar diciendo que la excursión en tren se trata de una de las mejores alternativas para lograr ir hasta Machu Picchu, debido a que supone el modo más cómodo y rápido en el que se puede llegar.

En la mayor parte de las ocasiones, los trenes hacía Machu Picchu salen desde la ciudad de Ollantaytambo y suelen recorrer la zona más estrecha del Valle Sagrado de los Incas para llegar a la ciudad de Machu Picchu, la cual destaca por haber sido sagrada para este pueblo.

Excursión por el camino Inca hasta Machu Picchu

Anualmente, la excursión hasta Machu Picchu a través del camino Inca suele atraer a una mayor cantidad de visitantes provenientes de todas partes del mundo; los cuales terminan enfrascándose dentro de una competencia para obtener alguno de los 200 permisos disponibles que permiten ir a Machu Picchu siguiendo el camino Inca.

Cabe señalar que los senderos que componen el camino inca se construyeron hace alrededor de 600 años, manteniendo un total respeto hacia el entorno natural. Además, la red original que formaba los caminos del inca, compuesta por 60,000km, permitió que la pequeña casta de los incas terminara por convertirse en el imperio más grande del hemisferio occidental.

Excursión en bus hacía Machu Picchu y Huayna Picchu

Al desear realizar una excursión hacía Machu Picchu y Huayna Picchu, conviene tener en cuenta que la misma se lleva a cabo en autobús, comenzando en la ciudad del Cusco y terminando en el pueblo de Ollantaytambo, desde donde hay que viajar en tren para llegar al pueblo de Aguas Calientes.

Es preciso mencionar que la excursión alrededor de la montaña Huayna Picchu se posiciona como una de las mejores caminatas cortas que se pueden realizar a nivel global.

Excursión por el Salkantay hacía Machu Picchu

El Salkantay Trek consiste en una de esas excursiones pensada para aquellos viajeros aventureros que disfrutan enfrentando grandes desafíos y teniendo la oportunidad de estar en medio de la naturaleza extrema.

Además, hay que decir que esta excusión es considerada como una de las mejores alrededor del mundo, luego del camino Inca, llega a alturas mayores a los 4,000 msnm, pasando a través de pasos de montaña bellos y gélidos.

Es una caminata que cuenta con un elevado nivel de dificultad la cual se recorre no solo contra el tiempo, sino también contra el clima, en la que deben armarse campamentos durante las noches para luego continuar realizando enormes recorridos a lo largo del día.

Machu Picchu, el tesoro de Perú

Perú se trata de uno de los países que se caracterizan por contar con varias de las mejores maravillas naturales conocidas a nivel global, entre las cuales se encuentran por ejemplo, el Titicaca, el lago navegable más alto a nivel mundial, el Cotahuas conocido por ser el cañón más profundo alrededor del mundo y varias de las selvas que mejor se conservan actualmente.

Pero especialmente y cuando se habla de Perú, es imposible no hacer referencia al Machu Picchu, que destaca por ser un mito que finalmente en el año 1911 logró hacerse realidad, luego de que fuese descubierto por Bingham. Y cabe decir que al referirse a Machu Picchu, se habla sobre numerosas leyendas, una misteriosa y rica cultura, la cual tras su paso dejó mucho que todavía hay por descifrar.

Y es que Machu Picchu se trata del tesoro de Perú, un tesoro que se mantuvo escondido dentro de las entrañas más profundas de la Cordillera de los Andes, en el lugar en el que el río Urubamba permite el origen del Valle Sagrado de los Incas.

Sin embargo, se puede decir que la leyenda se convierte en realidad al llegar a la cima de la montaña, donde se puede apreciar como sus ruinas se erigen para tocar el cielo, siendo además los testigos mudos de una historia extensa y única.

¿Porque visitar Machu Picchu?

Existen numerosos motivos por los cuales es posible convencerse totalmente de comenzar un viaje que permita visitar Machu Picchu, una de las principales maravillas con las que cuenta Sudamérica, y es justamente de esas razones que estaremos hablando a continuación:

Explorar Machu Picchu a través de diferentes ángulos

Machu Picchu se encuentra entre los lugares arqueológicos más interesantes alrededor del mundo; el cual es posible visitar a lo largo de un día e incluso al contar con buena información, no resulta preciso disponer de la ayuda de un guía.

Sentirse entre las nubes

Ir hasta la Puerta del Sol, estar en medio de la niebla e ir avanzando hasta llegar al punto en que las nubes empiezan a disiparse con el fin de dar paso a la ciudadela, se trata de una experiencia incomparable.

Y es que visitar Machu Picchu no permite únicamente conocer la majestuosidad que logro alcanzar una antigua civilización, sino que al mismo tiempo supone un increíble encuentro tanto con la naturaleza como con el cielo; ya que cuando se percibe como las nubes comienzan a retirarse, es posible experimentar una indescriptible sensación.

Llegar hasta el mejor mirador

El fondo para la mayor parte de las imágenes panorámicas que se pueden capturar en Machu Pichu, consiste en la montaña que se puede apreciar frente a él, la cual es considerada como el mejor mirador que se puede conseguir en esta gran ciudad incaica.

La misma es conocida como Huayna Pichu, y se caracteriza por estar a 2.667 msnm; al mismo tiempo, conviene tener en cuenta que el mismo Huayna Pichu es un interesante lugar que cuenta no solo con múltiples ruinas, sino también con numerosos conjuntos arqueológicos muy interesantes, entre los cuales se encuentra el Templo de la Luna.

Recargar energías

Una gran parte de las personas que deciden viajar a Cusco con el propósito de visitar Machu Picchu, suelen hacerlo con el fin de lograr sentir la energía especial que emana de este lugar; razón por la cual incluso, es posible encontrar diversas agencias de viajes, tanto nacionales como internacionales, las cuales ofrecen paquetes espirituales con los cuales visitar esta extraordinaria maravilla.

Sentirse pequeño

Prácticamente del tamaño que tendría alguna hormiga, ya que al visitar Machu Picchu los visitantes se encuentran a más de 2.500mts. sobre el nivel del mar. Aparte de esto, las enormes piedras que dan forma a esta ciudad Inca permiten apreciar lo pequeño de nuestro ser.

¿Cómo llegar a Machu Picchu?

Machu Picchu resulta ser pasmosa y extraordinaria sin importar desde donde se le vea, además, este increíble sitio arquitectónico cuenta con varias  formas impresionantes de llegar a la más popular ciudad Inca; entre las cuales se encuentran las siguientes:

El Camino Inca

Se destaca por encontrarse entre las caminatas más asombrosas que se pueden realizar a nivel mundial, ya que permite recorrer bellos e increíbles paisajes; el recorrido comienza en Ollantaytambo y continúa alrededor de entornos naturales conformados por lagunas, montañas, valles y ríos, al igual que varios asentamientos Incas antiguos, terminando al llegar a la ceja de selva amazónica justo donde está ubicado Machu Picchu.

En este caso, cabe tener en cuenta que el único modo de llegar a Machu Picchu a través del Camino Inca, consiste en reservar el acceso al mismo, al menos, con 6 meses de antelación junto a alguna agencia de turismo.

Llegar a través del Valle Sagrado de los Incas en tren

Llegar a esta ciudad incaica viajando en tren, destaca por tratarse de la manera como suele ingresar la mayor parte de los visitantes a Machu Picchu, ya que consiste en una ruta corta que se encuentra entre las más increíbles que existen en el planeta.

Esto se debe a que pasa a través del Valle Sagrado de los Incas, partiendo de Ollantaytambo y llega a Aguas Calientes, conocido por ser el pueblo que se encuentra al pie de la montaña donde se ubica Machu Picchu.

A través de la ruta alternativa de Santa María

Consiste en una de las rutas que suelen elegir aquellas personas que no desean usar el tren y tampoco recorrer el Camino Inca con el fin de llegar a Machu Picchu; la misma se caracteriza por combinar buses y caminata con extraordinarios paisajes compuesto por selva y montaña, en la cual se pueden encontrar no solo baños termales, sino también turistas que vienen de todo el mundo.

¿Dónde dormir?

Con el fin de tener un viaje realmente inolvidable en Machu Picchu, resulta importante saber escoger en qué lugares descansar, por lo que lo más conveniente suele ser que cada persona organice el alojamiento en el sitio de su preferencia.

De manera que al preguntarse dónde dormir al visitar Machu Picchu, hay que tener en cuenta que existen dos alternativas, pasar la noche en Ollantaytambo o hacerlo en Aguas Calientes.

En cualquier caso, existe la posibilidad de encontrar diversas clases de alojamientos alrededor de los pueblos, las cuales se ajustan a todos los gustos y cualquier tipo de bolsillos. No obstante, los alojamientos más comunes suelen ser los hoteles, que van de opciones de una estrella a otras de cinco.

Ubicación

Esta extraordinaria ciudadela incaica está ubicada en el distrito que lleva su mismo nombre, Machu Picchu, el cual se encuentra dentro de la provincia de Urubamba, formando parte del departamento de Cusco, en Perú.

Cabe decir que las ruinas incas de Machu Picchu están ubicadas a mitad de camino entre las cimas de las dos montañas que se encuentran frente a frente, a unos 450mts. de altura sobre el nivel del valle y unos 2.438mts. por encima del nivel del mar.

De igual modo, se puede mencionar que la quebrada de Machu Picchu se encuentra igualmente situada en medio del camino entre la floresta amazónica y los Andes.

Datos Importantes

Cuando se habla de Machu Picchu es imposible no señalar que esta ciudadela inca cuenta con diversos datos importantes, por lo que a continuación estaremos mencionando varios de ellos:

Hiram Bingham fue quien, en el año 1911, “redescubrió” la Ciudad Perdida de los Incas, actualmente conocida como Machu Picchu. No obstante, esta ciudad inca solía ser conocida por diversas familias que habitaban en el lugar, bastante tiempo antes de que este profesor de la Universidad de Yale llegará a ella.

La “Ciudad Perdida de los Incas” se encuentra ubicada en el medio de dos grandes montañas, las cuales están a unos 2.430mts. de altura; al ser vistas desde la “Casa del Guardián”, ambas montañas crean la típica postal que muestran las fotografías de Machu Picchu.

Las edificaciones que conforman Machu Picchu se encuentran construidas a partir de piedras las cuales encajan impecablemente, las cuales se han mantenido así por un periodo de más de 500 años sin utilizar ninguna clase de fragua, mortero o pegamento.

La arquitectura tan imponente de Machu Picchu, se encuentra conformada por aproximadamente 140 estructuras, las cuales conforman toda la ciudadela.

En el año 1983, la Unesco declaro a Machu Picchu como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Tiempo después, en el año 2007 se declaró a Machu Picchu como una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo.

Datos para el viajero

A lo largo de las últimas décadas, Machu Picchu ha conseguido posicionarse como el lugar más conocido de Sudamérica, lo cual no es de sorprender, ya que la ciudad Inca anualmente recibe a miles de visitantes de todo el mundo.

Y para aquellos que se encuentren considerando visitar esta maravilla arqueológica, a continuación ofrecemos algunas recomendaciones prácticas muy útiles para los viajeros:

Cómo llegar a Machu Picchu

Con el fin de visitar Machu Picchu y desde cualquier lugar del mundo, lo primero que se debe hacer es tomar un vuelo hasta el aeropuerto de Cuzco; una vez allí, existe la posibilidad de llegar a la Ciudadela Inca de tres diferentes formas, los cuales son en tren, autobús y/o caminando.

Cuándo visitar Machu Picchu

No resulta muy fácil escoger cuándo viajar a Machu Picchu, especialmente considerando que en Perú hay dos estaciones, la seca y la húmeda.

La seca dura desde el mes de mayo hasta octubre y aunque a lo largo de ella es posible disfrutar de una visita más agradable en relación al clima, la verdad es que suele ser la época en la que hay una mayor afluencia de turistas y los precios de alojamiento, trekking y guías, etc., suelen ser más elevados.

Por su parte, durante la temporada de lluvias, la cual va desde noviembre hasta el mes de abril, por lo general los precios suelen ser menores y existe una menor cantidad de visitantes; sin embargo, es preciso tomar en cuenta que en algunas ocasiones suelen producirse desprendimientos de tierra como consecuencia de lluvias, lo cual termina por  entorpecer la visita a Machu Picchu.

Aparte de eso y a lo largo del mes de febrero, el Camino Inca es cerrado por mantenimiento, aunque es igualmente posible llegar a Machu Picchu a través de las otras vías.

Qué llevar a Machu Picchu

Este se trata de un punto de gran importancia para poder disfrutar al máximo del viaje y evitar posibles sorpresas o imprevistos; y como usualmente suelen generarse dudas sobre lo que se debe llevar, a continuación lo estaremos señalando:

  • El pasaporte es fundamental, ya que de lo contrario no será posible ingresar a Machu Picchu.
  • La entrada para la ciudad de Machu Picchu y si se planea visitarlo, también el de la montaña de Machu Picchu y la de Huayna Picchu.
  • Un poco de dinero en efectivo para poder pagar por el sello en el pasaporte, para adquirir algún bocado o souvenirs y para ir al baño.
  • Agua, especialmente en días con mucho sol.
  • Unas botas de trekking o un par de zapatillas de caminar buenas.
  • Protector solar y unas gafas de sol.
  • La cámara es esencial para evitar quedarse sin fotografías y agradables recuerdos del viaje a Machu Picchu.
  • Algo para comer, aunque existe un restaurante cercano.
  • Paraguas y/o chubasquero, en caso de considerar que el día tendrá mal clima.

Qué no llevar a Machu Picchu

De igual modo, este es un importante punto a tener en cuenta:

  • Paraguas grandes.
  • Mochilas de gran tamaño, lo más recomendable sería una pequeña para el camino.
  • Ningún tipo de palos para caminar.
  • Alguna cámara profesional, ya que de lo contrario habrá que pagar 300 USD aproximadamente, para obtener una licencia que permita realizar fotografías profesionales.
  • Los trípodes para las cámaras se encuentran totalmente prohibidos.

Recomendaciones de seguridad al viajar a Machu Picchu

Es preciso tener especial cuidado mientras se sube hacía Huayna Picchu, ya que la subida se caracteriza por ser un poco precaria.

Al viajar en bus hasta Aguas Calientes, conviene no mirar a los precipicios que se encuentran a los lados. Lo más aconsejable suele ser evitar este transporte en la temporada de lluvias, ya que al ser constantes aumenta el riesgo de desprendimientos de tierra y accidentes.

A fin de evitar ser timado y/o realizar algún viaje guiado que no cumpla los estándares básicos de seguridad y calidad, lo mejor es contratar cualquier cosa relacionada con el Machu Picchu en alguna agencia autorizada, cerciorándose que la misma cuenta con el certificado otorgado por el Ministerio de Turismo y el de la ciudad.

Diferencia entre Montaña Machu Picchu y Huayna Picchu

La montaña Huayna Picchu se trata de la montaña que se encuentra tras la montaña Machu Picchu, consiste en esa que se puede apreciar en el fondo de las típicas imágenes postales de la ciudad Inca.

Es posible que sus senderos, los cuales están ubicados a un lado de la montaña, sean algo pavorosos para quienes tienen temor a las alturas, ya que los mismos son angostos, empinados y recorren abismos de cientos de metros; además, disponen de varias secciones en las cuales es preciso sujetarse de cables de seguridad con el fin de poder equilibrarse, suponiendo así un reto para cualquiera que desee llegar a la cima.

Razón por la cual, en caso de sufrir de vértigo o no ser capaz de controlar el temor a las alturas, lo más conveniente suele ser pasar por alto Huayna Picchu.

La montaña Machu Picchu por su parte, cuenta con caminos más anchos, considerablemente menos empinados y por supuesto menos terribles visualmente, por lo que es una caminata idónea al viajar con niños y/o adultos mayores. Sus senderos se caracterizan por ofrecer extensos períodos de tiempo sin llegar a ver a otro visitante; completamente distinto a la montaña Huayna Picchu, ya que en esta última es preciso que cada persona espere su turno para lograr utilizar la ruta de acceso.

Sin embargo, hay que señalar que ambos caminos disponen prácticamente de la misma distancia, la cual consiste en alrededor de 2km.

No obstante, la caminata hasta la cima de la montaña Huayna Picchu se diferencia por ser mucho más vertical en comparación con el de la Montaña Machu Picchu, por lo que suele tomar menos tiempo recorrerla.

Y aunque la montaña Machu Picchu se trata de una de las caminatas más extraordinarias que se pueden realizar al visitar Machu Picchu, lo cierto es que si se logra vencer el temor a las alturas, resulta muy aconsejable reservar un boleto de entrada para la montaña Huayna Picchu, ya que existe la posibilidad de que cambie por completo la vida de las personas que llegar a su cima.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *